Masajes Descontracturantes

Cotidianamente realizamos esfuerzos no muy grandes pero muy frecuentes, a los cuales nuestros músculos no pueden terminar de adaptarse, ya que no tienen el tiempo de recuperación necesario. En general, los músculos más perturbados son los del cuello, los trapecios y los de la columna.

Para contrarrestar estas molestias cotidianas, un tratamiento muy efectivo son los masajes descontracturantes. Está práctica, mediante la manipulación de los músculos, logra reacomodar los tejidos y recuperar el físico. Conjuntamente, se somete al paciente a un momento de confort y relajación, ayudando a liberar endorfinas (hormonas que actúan como antidepresivos naturales del organismo), generando en las personas una sensación general de bienestar.

Efectos generales de los masajes descontracturantes:

  • Incrementar la capacidad de recuperación y respuesta del músculo.
  • Mejora la elasticidad y la capacidad de contracción de la musculatura.
  • Relajación general de cuerpo y psiquis.
  • Aumentar la temperatura de la piel y los tejidos, incrementando la afluencia de sangre en la zona a tratar, mejorando el estado dermatológico y muscular del área.
  • Disminuye la sensación de cansancio, aumentado la energía a la hora de trabajar o realizar actividad física.