Microdermoabrasión

Podemos decir que la microdermoabrasión con puntas de diamante es un tratamiento de exfoliación progresiva, precisa y controlada de la capa cornea de la piel. De este modo, se descartan las células muertas de la superficie, generando así la posibilidad de desarrollo y recuperación de un cutis más joven y sano.

Este procedimiento es efectuado con unos cabezales recubiertos con partículas de diamante, los cuales cuentan con distintas graduaciones. A esto se le suma un sistema de vacío.

La acción consiste en deslizar las puntas de diamante sobre la superficie de la cara, cuello, espalda, etc. Mientras tanto, el sistema de succión, aspira los deshechos que se van desprendiendo en el proceso.

Con este tratamiento se produce una regeneración celular y aumenta la producción de colágeno, lo que proporciona mayor elasticidad a la piel.

Es ideal para tratar marcas consecuencia del acné, cicatrices pequeñas, estrías, arrugas finas, hiperqueratosis, fotoenvejecimiento, manchas hipercrómicas por efecto del paso del tiempo, eliminación de áreas gruesas de la piel causadas por factores ambientales (queratosis), etc.