Ultracavitación

La ultracavitación o liposucción sin cirugía es un método no invasivo, y por lo tanto sin los riesgos que conlleva el hecho de pasa por un quirófano. Sin mencionar la recuperación y dolor que implica toda intervención quirúrgica. Por todo esto, hoy por hoy, es la mejor alternativa a una lipoescultura.

El procedimiento se realiza a través de ondas ultrasónicas de baja frecuencia y alta potencia que atacan selectivamente las células grasas y las moléculas de triglicéridos, produciendo su destrucción sin afectar otros tejidos y sin generar ningún daño colateral. Luego, éstas células nocivas, se licuan para ser eliminadas de forma metabólica natural a través de la orina.

Específicamente, la cavitación, es el procedimiento que ocurre como resultado de la aplicación de este tipo de onda ultrasónica en líquidos, generando microburbujas de vacío. Esto destruye las membranas de los adipocitos liberando su contenido graso, que es descompuesto y metabolizado hacia vías linfáticas y venosas que llevarán a su eliminación a través de la orina.

Los beneficios de la ultracavitación son los siguientes:

  • Elimina adipocidad localizada.
  • Reduce la celulitis.
  • Reafirma los tejidos.
  • Rejuvenece el área tratada.
  • Se obtienen resultados visibles desde la 1° sesión.
  • Evita la regeneración de grasa.
  • Indoloro.
  • No deja cicatrices.
  • Es hipoalargénico.
  • No tiene riesgos.
  • No demanda reposo.
  • Las sesiones son altamente relajantes.